Medio Ambiente

¿Podremos colaborar ricos y pobres para salvar nuestro futuro?

Day 68 :: touch

Las conclusiones del proyecto de investigación People and the Planet de la Royal Society señalan como vital la colaboración a escala mundial entre ricos y pobres para nuestra salvación. Una estrategia de tal envergadura suena a ciencia ficción, o más bien a utopía, pero por una vez los pobres tienen también la sartén por el mango. El grupo de científicos pone de relieve las implicaciones del desmesurado consumo de los ricos y de la superpoblación de los pobres para un planeta de recursos limitados.

Algunas pinceladas de la situación

  • Agua: Un niño de un país desarrollado consume entre 30 y 50 veces más agua que uno de un país en desarrollo.
  • Energía: Los países con mayores salarios emiten hasta un 50% más de CO2 que los países con salarios más bajos.
  • Minerales: Entre 1960 y 2007, el consumo de tántalo, usado en la tecnología, se ha multiplicado por setenta y siete.

Tendencias demográficas globales

Entre 2010 y 2050 la población se incrementará en 2.300 millones de personas que vivirán principalmente en las ciudades. Se espera que en 2050 al menos el 20% de la población tenga 65 años o más.

Mirando a Río+20

La Royal Society propone a los participantes de la cumbre Río+20 iniciativas para corregir el actual desequilibrio, por ejemplo, inventar otra medida para valorar los logros de los países ya que el PIB no consigue reflejar el bienestar social ni tiene en cuenta el capital natural.

El incremento de población forzará la construcción de una ciudad de un millón de habitantes cada cinco días desde ahora hasta 2050, por lo que los gobiernos deberían planear un desarrollo urbano respetuoso con el medio ambiente y reducir el consumo de materiales sirviéndose de estrategias bien organizadas.

Sir John Sulston, miembro de la Royal Society, ha señalado que los científicos no pueden hacer nada solos, sin la ayuda de la humanidad. “Hemos de actuar colectiva y constructivamente”.

Que el mundo desarrollado produce aparatos ilimitadamente es un hecho reconocible por todos. Sin embargo, hablar de superpoblación nos recuerda las palabras de Chesterton: «La respuesta a quien dice que hay exceso de población es preguntarle si él mismo es parte de ese exceso de población, y si no lo es, cómo sabe que no lo es«.

La cuestión es si es tan fácil reducir una cosa como la otra.


Creative Commons License Derechos sobre la fotografía: Meredith Farmer via Compfight


Valora este artículo: [starrating id=209 color=2 name=»¿Podremos colaborar ricos y pobres para salvar nuestro futuro?» size=1 stars=4 max=5]


Etiquetas
Publicidad

Lydia González

Lydia González Zapata, periodista y escritora, ha vivido en Francia, Holanda y Polonia. Entre otros medios, ha colaborado en Radio Círculo Dilecto en Amsterdam, y trabajado como profesional independiente para empresas e instituciones.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar