Economía y Empresa

Los retos laborales que presenta la Cuarta Revolución Industrial

En una economía globalizada los retos que plantea la Cuarta Revolución Industrial a todos los niveles, y en especial, en el ámbito laboral deben analizados de modo que seamos capaces de priorizar la formación de una fuerza laboral que pueda operar de un modo eficiente en la era digital.

En la actualidad, y de acuerdo a un estudio publicado por CareerBuilder, uno de cada cinco trabajadores cualificados afirma no disponer del nivel de preparación necesario que le permita adaptarse a las nuevas exigencias que el mercado va a presentar a futuro como consecuencia de la nueva revolución industrial y de la transformación digital.

Más del 40% de los puestos de trabajo que hoy conocemos desaparecerán en los próximos 15 años y en ello tiene mucho que ver el avance tecnológico sin precedentes que está experimentando nuestra sociedad desde hace escasas décadas. La población en edad de trabajar tiene ante sí un reto de dimensiones incalculables que debe afrontar si quiere permanecer en un mercado, el laboral, que va a exigir grandes dosis de creatividad y capacidad de decisión y gestión.

Quienes no se adapten a los nuevos tiempos formarán parte de una nueva tendencia marcada por el desempleo estructural y probablemente recibirán una pensión no contributiva destinada a que por lo menos dispongan de algo de capacidad o poder adquisitivo para alimentar el consumo.

¿Cuáles son los trabajos que desaparecerán en los próximos años?

La mayoría de estudios y expertos coinciden en que sobre todo los puestos de trabajo que se van a amortizar en el futuro son principalmente:

  • Puestos de administrativos y contables.
  • Dependientes en grandes almacenes o sector retail.
  • Trabajadores de cadenas de montaje en fábricas.
  • Puestos de información y atención al cliente.
  • Teleoperadores.
  • Reporteros gráficos.
  • Brokers de seguros.
  • Agentes inmobiliarios.

Probablemente sean muchas más las profesiones afectadas pero hemos querido destacar las que a nuestro juicio caerán en primer lugar gracias al avance de la robótica, del comercio electrónico, de la inteligencia artificial, de los portales web especializados y de las cámaras de los móviles que son capaces de captar y compartir instantáneas en prácticamente cualquier localización.

¿Qué nuevas profesiones se van a potenciar en el futuro?

Hace ya unos años, un completo informe publicado por Adecco ya predecía la estructura laboral que se estaba forjando de acuerdo al escenario que las Nuevas Tecnologías estaba trazando para el mercado laboral. Ahora, que buena parte de esas predicciones se han cumplido es momento de exponer una muestra de los puestos de trabajo que más futuro van a tener:

  • Analistas de datos.
  • Científicos.
  • Desarrolladores de software y aplicaciones.
  • Expertos en Big Data.
  • Profesionales del Marketing.
  • Especialistas en desarrollo organizacional.

En definitiva, puestos de trabajo que requieran de una capacidad creativa y analítica sustancial ya que las actividades de tipo más rutinario van a ser presa fácil de los procesos de automatización y es que se prevé que el 50% de las empresas espera reducir sus plantillas a tiempo completo debido a la automatización en los próximos años.

Un mercado laboral plagado de robots

La proporción de trabajadores humanos frente a los robots será en los próximos años de un 58% a favor de las personas y un 42% para los robots. Un porcentaje que crecerá en favor de las máquinas conforme el mercado laboral siga con su imparable transformación.

Lejos de las grandes fábricas y entornos industriales, tenemos ya ejemplos prácticos de la presencia de robots en ámbitos cotidianos como es el caso de Picnic, un robot que es capaz de preparar y cocinar hasta 300 pizzas en una hora. Y eso es sólo el comienzo ya que la compañía que lo ha diseñado afirma que muy pronto va a poder preparar ensaladas o sandwiches.

El emprendedor, figura clave en el desarrollo de las nuevas ocupaciones

Sin duda un papel fundamental en el futuro tejido empresarial y laboral a nivel global lo van a ejercer los emprendedores y las start ups, iniciativas cargadas de innovación que van a requerir de una fuerza laboral altamente cualificada. Ahora más que nunca necesitamos formar a los profesionales en la cultura del emprendimiento para que puedan crear nuevas soluciones capaces de liderar y canalizar esa innovación en la dirección adecuada.

Somos conscientes de las tremendas dificultades a las que se enfrentan las nuevas ideas y por ese motivo, y ahora más que nunca cuando nos enfrentamos a un proceso de transformación tan grande, la legislación y los estamentos políticos deben trabajar concienzudamente para crear las condiciones más adecuadas para que los nuevos proyectos puedan consolidarse en un entorno competitivo tan exigente y globalizado.

Una solución compleja que cuenta con un punto de partida imprescindible

Estas son, entre otras, las iniciativas más relevantes que se deben abordar:

  • Crear una cultura emprendedora. No se trata sólo de nuevas compañías o start-ups sino que las empresas ya existentes también emprendan nuevos proyectos en el marco de su actividad.
  • Crear Centros de Innovación que canalicen las ideas y las nuevas propuestas en la dirección adecuada.
  • Utilizar las start-ups para contribuir a la digitalización del tejido empresarial y su adaptación a las nuevas necesidades de mercado.

Publicidad

Juan Carlos Navarro

Emprendedor...O más bien explorador (me gusta más). Fundador de @ideasclavemag @marketinlife y @genexigente Mi máxima: el aprendizaje constante.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar