Política

Iniciativa Ciudadana Europea: otorgando a la gente más voz en la legislación europea

La Iniciativa Ciudadana Europea ya es una realidad. A partir del 1 de abril los ciudadanos de la Unión Europea tienen el derecho de presentar una petición legislativa formal a las instituciones de la UE sobre cualquier asunto que sea de su competencia, y siempre que la iniciativa tenga el apoyo suficiente.

La eurodiputada Zita Gurmai (Socialistas y Demócratas, Hungría), una de las redactoras del documento de la iniciativa, dice estar agradecida de que se hayan propuesto 22 iniciativas, de las cuales 12 están ya registradas. Le alegra ver que estas iniciativas provienen de ciudadanos europeos y de organizaciones de base, y no de grupos de presión o de grandes corporaciones, como algunos habían vaticinado. «Esto demuestra el interés de los ciudadanos de a pie por implicarse en el debate europeo, y es un clara señal de que esta nueva herramienta de democracia participativa era muy esperada«, subraya.

Sobre la Incitativa Ciudadana Europea

La Iniciativa Ciudadana Europea otorga a los ciudadanos de la Unión Europea el derecho a proponer que la propia Unión Europea legisle en áreas que sean de su competencia, y para ello deben recoger 1 millón de firmas procedentes de, al menos, una cuarta parte de los Estados miembros de la UE.

Buscando soluciones

Agua para todos, sufragio paneuropeo, abolición de las tarifas de roaming de la Unión Europea… las primeras iniciativas abarcan una amplia gama de temas. ¿Cuál ha sido la más exitosa hasta el momento? Es difícil de decir, todos están comenzando a recoger firmas.

Al tratarse de una nueva herramienta, los organizadores de las iniciativas se han encontrado con algunos problemas iniciales que se están solucionando, explica Gurmai, que lamenta que «los problemas técnicos se repiten cuando se trata de la recolección y verificación de las firmas en línea«.

La eurodiputada asegura que el vicepresidente de la Comisión Europea Maros Šefčovič y la propia institución son conscientes de estos problemas y han ofrecido sus propios servidores mientras se trabaja por extender el periodo de recogica de firmas. «Es solo una solución temporal, se tiene que encontrar la definitiva» subraya no obstante Gurmai.

La eurodiputada se ha puesto en contacto con organizadores de varias Iniciativas Ciudadanas, y les ha asegurado que se garantizará que las iniciativas sean fáciles de usar y accesibles. «Es crucial que aprendamos de estas experiencias y asegurarnos que el Parlamento Europeo, la Comisión, los Estados miembros y los organizadores de las iniciativas colaborarán entre todos para asegurar la accesibilidad y el éxito«, agrega Gurmai.

Iniciativa aceptada

Una vez que la iniciativa haya sido recibida y declarada válida o «admisible» por la Comisión, los promotores deberán detallar a esta institución la iniciativa. Posteriormente, deberán presentarla en una audiencia pública en el Parlamento Europeo. A partir de entonces, la Comisión tendrá tres meses para anunciar formalmente su decisión y los motivos.

Para Zita Gurmai, «la Iniciativa Ciudadana Europea era un tema pendiente, una posibilidad de cerrar la brecha cada vez mayor entre los ciudadanos europeos y las instituciones«. Sin embargo, Gurmai reconoce que «estamos navegando por aguas desconocidas«. Y explica que «creemos que hemos hecho todo lo posible para tener una regulación sencilla, que asegura la participación de los ciudadanos e incluso los anima a hacerlo«.

Con todo, la socialista explica que «esto no cambia el hecho de que tenemos que seguir muy de cerca el funcionamiento de la Iniciativa Ciudadana Europea en el futuro, y proceder a modificarlo si fuera necesario«.

Etiquetas
Publicidad

Redacción

En la Redacción de Ideas Clave Magazine nos esforzamos por ofrecerte contenidos de alto valor añadido que contribuyan a alimentar la reflexión y el análisis.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar