Entrevistas

«Si uno piensa que no es capaz de hacer algo, es realmente complicado que lo haga».

Mertxe Pasamontes es licenciada en psicología y en humanidades, cuenta con un Posgrado en Trastornos mentales, un máster en PNL (programación neurolingüística)  y Coaching, y otro máster en Hipnosis Eriksoniana. Profesionalmente se dedica a realizar sesiones de psicoterapia, coaching e hipnosis. Apasionada de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, utiliza su blog (http://www.mertxepasamontes.com) para hablar de todo aquello que le interesa, desde sus actividades profesionales como coach o sus sesiones de hipnosis, hasta el pensamiento positivo  pasando por la creatividad.

Pregunta ¿Cómo definirías el coach? ¿Y en que consiste el coaching?

Respuesta. Si lo tomamos de manera genérica un coach es una persona que acompaña a otra en un proceso de cambio. Y el coaching sería el marco en dónde se da el proceso. Básico en el proceso de coaching es hacer la pregunta «precisa» y la relación que se establece entre coach y cliente que es de igual a igual. Detallando más, encontramos coach formados en diferentes escuelas, con especializaciones distintas, con herramientas de trabajo diferentes. Y los cambios o usos que se le pueden dar son también diversos, desde un cambio de orientación profesional, a un trabajo en equipo o incluso un modo de iniciar un proceso de autoconocimiento.

P. Tu también te dedicas a la hipnosis. ¿Por qué crees que la gente tiene tanto miedo a la hipnosis? ¿Nos da miedo que una persona descubra todo aquello que tenemos en el subconsciente?

R. Creo que básicamente se debe al desconocimiento de la misma propiciado en gran mediada por las películas y medios de comunicación. Entender que hay en nuestro subconsciente es un gran paso hacia el autoconocimiento y nos abre grandes posibilidades de cambio. Y la hipnosis, realizada por un profesional competente, no tiene ningún tipo de peligro ni efecto secundario. Y algo muy importante: el sujeto hipnotizado no pierde el control en ningún momento ni hará mediante la hipnosis cosas en contra de su voluntad.

P. En tu blog hablas de que estamos limitados para usar la creatividad. ¿Crees que estamos poco acostumbrados a usar nuestra creatividad? ¿Nos han educado para ser poco creativos? ¿Cómo podríamos ser más creativos?

R. Creo que en general, nuestra educación no propicia la creatividad sino una cierta uniformización, que todos pasemos por una serie de conocimientos determinados. Estoy de acuerdo en que hay unos conocimientos básicos que es útil tener, pero a partir de ahí se deberían potenciar las cualidades individuales, o como dice Sir Ken Robinson, el elemento, allí dónde confluye lo que nos gusta y lo que se nos da bien. Y dejar abierta la puerta a la creatividad, sin cortapisas.

P. En un momento dado llegas a afirmar: Si piensas que estás vencido: lo estás; si piensas que no te atreves: no lo harás; si piensas que te gustaría ganar, pero no puedes: no lo lograrás. Si piensas que perderás: ya has perdido; porque en el mundo, comprenderás que el éxito comienza con la voluntad del Hombre. Todo está en el estado mental. ¿No crees que sentir miedo y proyectar pensamientos negativos son algo innato a la naturaleza del ser humano y muy difícil de evitar? ¿No es complicado ser siempre positivos?

R. El miedo es algo totalmente natural y gracias a él y al inconsciente, que nunca descansa, estamos vivos. Si no tuviéramos miedo, hubiéramos muerto de niños al caer de cierta altura o al cruzar una calle sin mirar. Pero igual que no es lo mismo el dolor que el sufrimiento, no es lo mismo el miedo natural que el miedo «mental». El miedo mental está formado por todas nuestras creencias limitadoras, que como su nombre indica, no tienen porqué ser cosas reales, son creencias de nuestro mapa mental. Por eso decimos que todo está en el estado mental. Si uno piensa que no es capaz de hacer algo, es realmente complicado que lo haga. Si piensa que es capaz de hacerlo, no tiene el éxito asegurado pues intervendrán otros factores, pero tiene el impulso inicial para ponerse en marcha.

P. En los últimos años se ha puesto muy de moda el pensamiento positivo del que sueles hablar a menudo ¿crees que la crisis económica ha acentuado la idea de que hay que ser más positivos?

R. El tema de la crisis es complicado pues confluyen circunstancias externas, con las personales de cada uno, más el carácter de cada persona. Nuestra influencia en el plano macroeconómico es escasa y eso hay que asumirlo. Nuestras circunstancias personales en la crisis, dependerán de cómo hayamos actuado antes de la crisis y también, aunque en menor medida, del factor suerte. Había cosas muy difíciles de prever y hay personas que se han podido ver «enganchadas» en situaciones inesperadas. En estas ocasiones se impone la necesidad de ser resiliente y tener lo que yo llamo optimismo inteligente. El optimismo inteligente es ser capaz de distinguir aquello que podemos cambiar de lo que no podemos. A partir de esa distinción, difícil en ocasiones, hemos de poner la energía en lo que sí que podemos cambiar. Y la aceptación en lo que no.

P. Realmente, ¿sirve la autoayuda para mejorar nuestras vidas?

R. Sirve si es buena. Y no sirve, e incluso perjudica, si es algo de mala calidad, sin fundamento o marketiniano. Por seguir con el ejemplo que hablábamos antes, algo marketiniano es decir «si quieres, puedes». Si quieres, tienes un paso dado y si das los siguientes y todo sale bien, podrás. Sólo con querer no es suficiente. Y hacer creer a la gente que sí, simplificar en exceso, puede llevar a que algunas personas se sientan culpables o incluso incapaces.

Pero si es un buen texto, fundamentado y realista, nos puede ayudar a darnos cuenta de que muchas veces el problema sólo está en nuestra mente y que si queremos y trabajamos en ello, lo podemos soltar.

P. A través de los medios de comunicación nos suelen vender que no podemos cambiar el sistema ¿es el conformismo inducido el problema de nuestra sociedad?

R. Esta es un pregunta compleja pues intervienen muchos factores externos que no controlamos. Por eso yo prefiero pensar que lo que sí podemos es cambiarnos a nosotros mismos y a partir de ahí, muchas pequeñas acciones cuando se juntan, pueden producir un gran cambio.


Etiquetas
Publicidad

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar