Análisis Gráfico

El impacto de la crisis española en los niños

pobreza infantil

Los niños sufren la crisis en los hogares cuando sus progenitores se quedan sin trabajo y sin ingresos, cuando ellos y sus familias son desahuciados, cuando, a consecuencia de los menores ingresos familiares, se empobrece la calidad de su alimentación, cuando se deteriora el ambiente familiar o cuando no pueden costearse tratamientos médicos no incluidos en los sistemas públicos. Pero también repercuten en ellos las decisiones políticas de reducción del gasto público en ayudas a las familias, en becas escolares de comedor o libros de texto, y no son ajenos al impacto de las decisiones generales en materia de impuestos y deuda pública, o a las reducciones de presupuestos destinados a servicios sociales, educativos o de salud.

UNICEF ya ha realizado en el pasado análisis sobre el impacto de las crisis económicas en los niños, especialmente en países en desarrollo. Los ajustes en la segunda mitad de los años 80 y principios de los años 90 del siglo pasado supusieron que muchos países pobres recortaran el gasto público en servicios básicos y ayudas de las cuales dependían principalmente los más necesitados. En ese periodo, en una propuesta llamada “ajuste con rostro humano” de 1987, UNICEF instó a los Gobiernos y agentes económicos internacionales a evitar que el peso de los cambios estructurales recayera precisamente sobre quienes menos preparados estaban para soportarlo.

En el momento actual, y teniendo en cuenta el diferente tipo de crisis y el distinto contexto nacional e internacional, el argumento para algunas de las economías y sociedades más ricas del mundo sigue siendo básicamente el mismo: los niños son los primeros que hay que proteger y no los últimos a tener en cuenta.

La actual recesión y las distintas respuestas que están dando los Gobiernos están poniendo a prueba los compromisos con la infancia de los poderes públicos, pero también los de la sociedad en su conjunto. La crisis, además, está poniendo en evidencia en distintos países en qué medida la interacción entre la economía, las políticas públicas y el mercado de trabajo es capaz o no de proteger eficazmente a los niños contra las sacudidas financieras.

En el caso de España el impacto preocupante de la crisis sobre los niños y sus familias es ahora evidente y medible, y los actuales indicadores sociales y económicos proporcionan certidumbre sobre lo que en el anterior informe de “La Infancia en España” (con datos de 2008 y 2009) ya se comenzaba a percibir.

La pobreza ya tiene, definitivamente, cara de niño

El descenso de los niveles de riesgo de pobreza de los mayores de 65 años junto con el fuerte incremento de los niveles de pobreza infantil demuestra que el nivel de protección básica que el sistema de pensiones está proporcionando a los mayores en tiempo de crisis no ha tenido, ni tiene, reflejo en un sistema de protección coherente y eficaz para los niños y sus familias.

Gráfico. Evolución 2004-2011 de la tasa de riesgo de pobreza por edad

Evolución 2004-2011 de la tasa de riesgo de pobreza por edad

Fuente: ECV – INE. Datos provisionales para 2011

Desempleo, bajada de salarios y subida de impuestos

Sin duda la situación de desempleo de los progenitores es una de las situa- ciones más asociadas a la pobreza y que tiene un impacto más contundente en la situación familiar. Los niños no son, por tanto, en nada ajenos a las tasas de desempleo.

En España el número de personas desempleadas en estos últimos años ha crecido vertiginosamente, desde 1.856.000 parados en 2007 hasta 5.639.000 en marzo de 2012, según la EPA. Dentro de todos los colectivos afectados, el crecimiento del desempleo se ha cebado especialmente en familias jóvenes con hijos pequeños. Según Eurostat el número de hogares con niños con todos sus miembros adultos sin trabajo15 aumentó de 324.000 en 2007 hasta 714.000 en 2010. Esto supone un crecimiento en este periodo del 120% en los hogares con adultos y niños, mientras que el crecimiento del total de hogares con todos sus miembros sin trabajo ha sido del 62%.

Gráfico. España. Número de hogares con niños con todos los adultos sin trabajo

Cifras expresadas en miles de familias

España. Número de hogares con niños con todos los adultos sin trabajo

Fuente: Eurostat

¿A qué aspiran los niños?

En una parte de la sociedad española y europea se ha abierto camino la idea de que hoy en día hay una pérdida de valores generalizada y que los niños sólo piensan en el dinero, la ropa de marca, el móvil o la última consola. Sin embargo, el estudio ha mostrado cómo la amabilidad y la personalidad son las cualidades por las que más aspiran a ser apreciados en el futuro, tanto chicos como chicas. En el otro extremo, encontramos que el poder y el dinero son a lo que menos aspiran en estas edades.

Gráfico. Cualidades por las que aspiran los niños a ser apreciados en el futuro

Cualidades por las que aspiran los niños a ser apreciados en el futuro

Fuente: Unicef

Conclusiones

UNICEF ha comprobado a lo largo de sus más de 60 años de trabajo que un modelo de crecimiento equitativo, que invierta en infancia, en educación y en salud, conlleva un crecimiento más sostenible y más prolongado en el tiempo. En este sentido, el papel de la infancia y sus derechos en España debería integrase en toda reflexión sobre cómo y qué “queremos ser de mayores” como país.


Accede al informe completo «La Infancia en España. El impacto de la crisis en los niños«

Fuente: Unicef, La Infancia en España 2012 – 2013. Derechos sobre la fotografía: Unicef España / Ajay Hirani


Valora este artículo: [starrating id=1452 color=2 name=»El impacto de la crisis española en los niños» size=1 stars=4 max=5]


Etiquetas
Publicidad

Redacción

En la Redacción de Ideas Clave Magazine nos esforzamos por ofrecerte contenidos de alto valor añadido que contribuyan a alimentar la reflexión y el análisis.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar