Política

Conflicto sirio ¿Qué sabemos de Siria?

En estos días en los que todos los medios de comunicación abren en portada con la guerra civil que se está produciendo en Siria, es necesario, para estar correctamente informados, conocer realmente cómo es este país y que ha sucedido en él.

Siria es un país del Oriente Próximo, en la orilla oriental del mar Mediterráneo, que posee una población de 20 millones de habitantes. Esta población en su mayoría profesa la religión del islam, siendo el sunismo la vertiente más mayoritaria, seguida de los los drusos, alawitas y chiitas. A diferencia de otras naciones del Medio Oriente, en Siria se respeta la libertad de culto, por lo tanto no hay enfrentamientos ni parcialismo entre cristianos e islamitas, incluso, las mujeres pueden transitar libremente por las calles, careciendo de cualquier tipo de velo islámico.

El país posee 14 gobernaciones o provincias, muhafazat divididas en 60 distritos, manatiq, que a su vez se subdividen en subdistritos o nawahi. Su economía está basada en la extracción de petróleo, por lo tanto, está sujeta a las fluctuaciones del precio internacional de éste; además suele recurrir a Irán como suministrador, debido a que la producción interna es deficitaria. Los derechos del paso de petróleo foráneo por los oleoductos que tiene el país, generan grandes ingresos para el gobierno y lo sitúan en una posición estratégica, entre el Medio Oriente y Europa. También posee reservas de gas natural, sal gema y fosfatos.

¿Cómo funciona el estado?

La forma de organización del estado sirio lo define como una República unitaria semipresidencialista, lo que significa que el presidente de la república, elegido por sufragio, tiene ciertas competencias de gobierno. El primer ministro es elegido por el parlamento a petición del Presidente, y éste responde de su responsabilidad ante el Parlamento, siendo ambos participantes activos en la administración del día a día del estado.

El poder legislativo reside en la asamblea del Pueblo, que son elegidos cada 4 años, no prorrogables, por el pueblo, siguiendo con la ley electoral. La constitución establece que la mitad de los miembros deberán ser agricultores y trabajadores. Además, la asamblea del pueblo cuenta con un voto censura a las leyes del gobierno si lo solicita 1/5 parte de la asamblea y es aprobado por la mayoría de sus miembros.

Por lo que respecta al poder ejecutivo, pertenece al presidente de la república. Las elecciones presidenciales se celebrará cada 7 años, con un límite de dos mandatos consecutivos que no se puede aplicar retroactivamente, y al que se pueden presentar varios candidatos, contrariamente al sistema anterior a esta constitución, donde un único candidato se presentaba al cargo y este podía ser aceptado o rechazado.

Existen una serie de condiciones para poder ser candidato a presidente, como se musulmán, o obtener el apoyo de al menos 35 miembros del parlamento, ser sirio de nacimiento, al igual que sus padres o no estar casado con una mujer extranjera. Además, todas las solicitudes son examinadas por el Tribunal Constitucional Supremo.
El tercer poder, el judicial, es declarado en la constitución como independiente, sin embargo es el mismo presidente es el que preside el consejo judicial, encargado de garantizar esa independencia. Y es, también él, el que elige al presidente del Tribunal Constitucional supremo bajo decreto.

La constitución vigente hoy en día, se sometió a referéndum constitucional el 26 de febrero de 2012. El presidente Bashar al-Asad, la ordenó redactar como respuesta a la rebelión popular que se desarrolla en Siria desde 2011. Los grupos de oposición se manifestaron en contra, al considerar que la nueva constitución era “un engaño más”, señalando que el gobierno sirio nunca respetó la antigua constitución, vigente desde 1973, que establecía que la libertad era “un derecho sagrado”, y que los ciudadanos podían manifestar libremente sus opiniones, así como, que la policía jamás debía maltratar a un ciudadano. Este artículo se ha violado constantemente desde el inicio de la revolución por lo que es de esperar el descontento de los llamados rebeldes.

Sin embargo, el nuevo texto fue aprobado, y, teóricamente, permite la formación de un sistema multipartidista, estableciendo que los partidos políticos no pueden basarse en criterios étnicos, religiosos, regionales o tribales, y que requieren la aprobación y el permiso del gobierno para constituirse como tales.

Camino hacia la independencia

Pero, ¿cómo ha llegado Siría a todo esto? Hagamos un repaso histórico, la suerte de Siria está ligada a la de Turquia, país que durante muchos años ocupó la región, así como por Francia e Inglaterra que mantuvieron una disputa sobre el territorio, después de expulsar a los turcos. A través del Tratado Sykes-Picot concluido el 16 de Mayo de 1916, Siria pasaba a estar bajo control francés. Fue un acuerdo secreto entre Gran Bretaña y Francia para dividirse los territorios del Próximo Oriente en cinco zonas; una de control británico, una de control francés; una de influencia británica o protectorado británico; una de influencia francesa o protectorado francés y una de administración internacional.

A partir de ese momento comenzó el conflicto por obtener la independencia de Francia, para ello se establecieron diferentes Asambleas Constituyentes que redactaban constituciones que luego no era ratificadas por Francia. Hasta que en junio de 1946, las Naciones Unidas reconocieron a Siria como estado soberano y los franceses abandonan el territorio.

En 1963 una revolución popular llevó al poder al Partido Baath Árabe Socialista, fundado en 1947 por el militante nacionalista Michel Aflaq, de origen cristiano. En noviembre de 1970 el general Hafez al-Assad asumió el poder e introdujo reformas en las estructuras económicas y sociales. Al-Asad gobernó durante casi 30 años y a su muerte fue sucedido por su hijo Bashar al-Asad, refrendado en una elección de candidatura única.

La guerra civil, comenzó en el año 2011, tras fuertes y revocadas manifestaciones, vinculadas a la llamada primavera árabe, donde buena parte de la población civil sumada a desertores del ejército gubernamental inician una lucha armada para derrocar al gobierno.


Etiquetas
Publicidad

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar