Ciencia y Tecnología

5G, el salto más significativo en la transformación digital

Todos los ámbitos ligados a la tecnología están de acuerdo en que 5G va a significar una auténtica revolución y un salto cualitativo muy relevante acelerando el proceso hacia la verdadera transformación digital.

La siguiente etapa en lo que a conectividad se refiere va a estar marcada por tres elementos clave: El Internet de las Cosas, el Aprendizaje Automático (Machine Learning), y el 5G. Y ¿cómo se integran estos tres conceptos o áreas entre sí?

El constante crecimiento de los servicios de Internet y el conocido como Internet de las Cosas genera gran cantidad de datos que hay que transformar en información útil para su análisis y es precisamente donde entra en juego el algoritmo Machine Learning o aprendizaje automático que se encarga de ayudarnos a transformar esa información en decisiones relevantes. La conectividad 5G acelera notablemente la transferencia de datos y permite escalar en gran medida el intercambio de información.

No obstante, la transformación digital no alcanzará su verdadera dimensión hasta que los usuarios confíen en el proceso de generación de datos y lo consideren realmente de utilidad para su día a día ya que puede representar un acto positivo y negativo. Positivo porque genera información de utilidad para mejorar su aparente calidad de vida pero negativo a su vez porque el usuario puede ser reticente todavía debido a posibles problemas de seguridad y privacidad de dicha información.

Por tanto, las empresas tecnológicas y los diferentes operadores del sector deben apresurarse a resolver las dudas de los usuarios de modo que la seguridad pueda garantizar el despliegue de una tecnología que viene para proporcionar importantes avances en una sociedad demasiado familiarizada con el uso indebido de la información.

¿Qué es el 5G?

Cada vez somos más las personas que habitualmente estamos conectadas casi de forma permanente a Internet. Precisamente para evitar colapsar la red surgen tecnologías más avanzadas que garantizan de algún modo que sigamos disfrutando de una conexión estable y permanente.

Ahi es donde precisamente entra la tecnología 5G, que es un tipo de conexión inalámbrica que lleva esa conectividad a un sinfín de apartados, aplicaciones y dispositivos. Lo que permite la conectividad 5G es la utilización de servicios a gran escala.

El futuro de Internet

El Internet de las Cosas, La Inteligencia Artificial y el 5G son, por consiguiente, los pilares sobre los que se va a asentar los cimientos de la siguiente generación en materia de conectividad. Integrar diferentes objetos para proporcionarnos una experiencia de usuario de alto valor añadido sólo será útil si entendemos que no se va a hacer un uso incorrecto de los datos que se generan a partir de la interacción de las personas con dichos dispositivos y objetos.

El 5G nos va a permitir conectarnos a una mayor velocidad y va a facilitar la incorporación de nuevos servicios inéditos hasta ahora y que sin duda van a enriquecer nuestro día a día. Dejemos, pues, que esa circunstancia vaya acompañada de la garantía de que podemos hacer uso de estos nuevos recursos de una forma segura y eficiente.

Y es que no son escasos los ejemplos de un uso malintencionado de la información que de forma habitual se recoge de nuestros hábitos y costumbres por lo que el camino hacia esta revolución debe garantizar que el tratamiento que se le debe otorgar a dicha información debe ser similar incluso al que se confiere a una propiedad privada.

La seguridad debe ir de la mano

En definitiva, la transparencia, la seguridad y la privacidad deben ir de la mano de la introducción e consolidación de la tecnología 5G y del resto de elementos que, como la Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas, conforman este nuevo salto sustancia en la revolución tecnológica que transforma nuestras vidas de un modo tan rápido.


Fotografía por rawpixel.com de Pexels


Publicidad

Juan Carlos Navarro

Emprendedor...O más bien explorador (me gusta más). Fundador de @ideasclavemag @marketinlife y @genexigente Mi máxima: el aprendizaje constante.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar